Trastornos del habla

¿Qué son los trastornos del habla?


Son alteraciones relacionadas con la pronunciación de los sonidos, la fluidez y la articulación de las palabras las cuales impiden a la persona afectada comunicarse correctamente. Los trastornos del habla y del lenguaje se consideran dos categorías distintas de los llamados trastornos de la comunicación.

¿Cuáles son los tipos de trastornos del habla más comunes?

Aquí puedes encontrar los diferentes tipos de trastornos del habla:

¿Cuáles son las causas de los trastornos del habla en adultos y en niños?

Este trastorno afecta a las cuerdas vocales, los músculos, los nervios y otras estructuras dentro de la garganta.

Las causas pueden incluir:

  • Daños o parálisis en las cuerdas vocales
  • Algún tipo de daño cerebral
  • Debilidad muscular
  • Insuficiencia respiratoria
  • Pólipos o nódulos en las cuerdas vocales

Algunas veces las personas con ciertas afecciones médicas pueden presentar dificultades en el habla, algunas pueden ser hereditarias y pueden desarrollarse con el tiempo. Las condiciones más comunes que pueden conducir a trastornos del habla son:

  • Autismo
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
  • Cáncer en la boca, laringe, etc.
  • Demencia
  • Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)

Los trastornos del habla son diferentes del retraso del habla. Este último es debido a que el niño desarrolla el habla y el lenguaje de la misma manera que otros niños, pero más tarde o más lentamente. Sin embargo, en los trastornos del habla infantil, el habla y el lenguaje no se desarrollan como deberían.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del habla?

Los síntomas que puede presentar una persona con trastorno del habla dependerá de cual es la causa. Los síntomas más comunes que experimentan las personas con estos trastornos son:

  • Sonidos repetitivos, como por ejemplo la tartamudez
  • Agrega sonidos y palabras adicionales o las alarga.
  • Movimientos bruscos mientras habla, generalmente involucrando la cabeza
  • Parpadea varias veces mientras habla
  • Frustración visible al intentar comunicarse
  • Pausas frecuentes cuando habla
  • Sonidos distorsionados al hablar
  • Hablar con la voz ronca

¿Cómo se diagnostican?

Las personas más cercanas son las que primero detectan los síntomas del trastorno, generalmente cuando algo les llama la atención en el comportamiento de la persona afectada, generalmente son los padres, hermanos o profesor.

Existen varios test para poder identificar el tipo de trastorno y su gravedad.

  • El examen de detección de la articulación de Denver. Es un sistema de prueba muy común para diagnosticar trastornos de la articulación. Esta prueba evalúa como es la pronunciación en niños que están desarrollando su aprendizaje, suele ser entre las edades de 2 y 7. Esta prueba usa varios ejercicios para evaluar el habla del paciente, suele tener una corta duración.
  • Hitos del lenguaje temprano escala 2. Esta prueba, creada por el pediatra de neurodesarrollo James Coplan, determina el desarrollo del lenguaje del niño. Esta prueba puede identificar rápidamente trastornos tardíos.
  • Prueba de vocabulario de imágenes. Esta prueba mide el vocabulario y la capacidad de hablar del paciente. La persona escuchará varias palabras y elegirá imágenes que mejor las describan.

¿Cómo se tratan?

Los trastornos leves pueden no requerir ningún tratamiento. Algunos trastornos del habla pueden simplemente desaparecer. Otros pueden mejorar con la terapia del habla.

El tratamiento varía y depende del tipo de trastorno. En la terapia del habla, un logopeda lo guiará a través de ejercicios que trabajan para fortalecer los músculos de la cara y la garganta. Aprenderás a controlar tu respiración mientras hablas. Los ejercicios de fortalecimiento muscular y la respiración controlada ayudan a mejorar la forma en que suenan sus palabras. También aprenderá formas de practicar un discurso más fluido.

Algunas personas con este tipo de trastornos experimentan nerviosismo, vergüenza o depresión. La conversación entre el logopeda y el paciente, la llamada terapia de conversación, puede ser útil en estas situaciones. Un terapeuta discutirá formas de sobrellevar la afección y formas de mejorar la perspectiva de su afección.

Deja un comentario