Terapia miofuncional orofacial

¿Qué es la terapia miofuncional?

El término terapia miofuncional tiene un origen etimológico que significa curación (terapia) y músculo (mio), puede considerarse una especialidad de logopedia, la cual tiene como objetivo evaluar, diagnosticar, educar y rehabilitar las zonas en desequilibrio que presenta una persona en su sistema orofacial. Es el tratamiento rehabilitador de la musculatura facial más común entre los logopedas.

Por un lado, es responsable de evaluar, diagnosticar, corregir y prevenir las disfunciones que intervienen en el habla y el lenguaje. También se involucra en la rehabilitación y el desarrollo de malformaciones faciales, un ejemplo de esto es el labio leporino. Además, está presente en discapacidades cognitivas como el síndrome de down, la parálisis cerebral, los trastornos degenerativos y postoperatorios del área de la cavidad oral y laringofaringea.

Por otro lado, la terapia miofuncional es conveniente que se aplique junto con otros profesionales como fisioterapeutas o neurólogos para obtener un resultado óptimo. A través de praxias, estimulación, control de la postura y más técnicas, el logopeda mejorará el área dañada. Para saber donde se aplica la terápia miofuncional es necesario saber qué es el sistema orofacial.

¿Qué es el sistema orofacial?

El sistema orofacial es el conjunto de órganos que se encargan de las funciones de respiración, succión, masticación, salivación, deglución, habla y fonación. Todo este sistema de órganos y músculos están coordinados por el sistema nervioso central (SNC) y periférico, los cuales envían los estímulos nerviosos necesarios para que los músculos puedan realizar sus funciones.

¿Dónde se aplica la terapia miofuncional?

La terapia miofuncional se aplica en todas las edades, ya que todas las personas pueden tener disfunciones en el sistema orofacial de forma directa o junto con otros problemas (cognitivos, conductuales…). Por ello recalcamos la importancia de su aplicación en coordinación con otros otras personas implicadas en el entorno del paciente como puedan ser profesores o familiares, y para ciertos casos también será necesaria la coordinación con psicólogos, fisioterapeutas, etc. La terapia miofuncional tiene varias aplicaciones:

  • En odontología y ortodoncia: alteraciones bucales.
  • Malformaciones faciales y craneofaciales: Por ejemplo en fisuras labiopalatinas o tras cirugías maxilofaciales.
  • Patologías de origen neurológico: Parálisis cerebral, Parkinson, distonía, etc.
  • Patologías de origen diverso donde se produzcan alteraciones de origen anatómico del sistema orofacial.

Terapia miofuncional y logopedia

La terapia miofuncional es una especialidad de la logopedia y por tanto, se encarga de aplicarla siguiendo unos procesos para la rehabilitación del paciente. Las competencias de la logopedia son:

  • En primer lugar se realiza una evaluación y exploración del sistema orofacial del paciente
  • Con las observaciones recogidas se desarrolla un diagnóstico miofuncional.
  • Se crea un una estrategia personalizada de actuación para el paciente, según las características que presente.
  • Dependiendo de la estrategia se asignaran unos ejercicios para fortalecer y desarrollar las alteraciones que presente el paciente.
  • Por último, es importante que la terapia se coordine con el resto de profesionales implicados y con los familiares especialmente si el paciente es un niño.

Terapia miofuncional ejercicios

Los ejercicios que se llevarán acabo en la sesión con el logopeda se ajustarán a las necesidades de cada paciente dependiendo de su evaluación y diagnóstico que previamente haya realizado el logopeda para saber con exactitud los ejercicios más convenientes para él, teniendo en cuenta las alteraciones desde los puntos de vista: postural, sensorial, anatómico y funcional principalmente.

Teniendo en cuenta esto el logopeda elaborará un programa donde se definirán los objetivos. Algunos ejercicios pueden ser:

Ejercicios para el control postural

  • Los masajes son muy utilizados para fortalecer los músculos y corregir la postura, se realizan con ambas manos y utilizando objetos de diferentes texturas, se debe ejercer diferentes presiones en determinadas zonas.
  • Otra forma de corregir la postura es mediante ejercicios de movilidad como por ejemplo andar de puntillas.
  • Actividades para estimular el equilibrio también son muy utilizadas, un ejemplo es que la persona esté de pie apoyándose con un solo pie y el terapeuta intente moverlo.

Estimulación de la musculatura de los labios

  • Labios y botón. En estos ejercicios el paciente debe sostener un botón en la boca, mientras que el terapeuta tira de él. Al ejercer resistencia se fortalecerán los musculos de la zona labial.
  • Ejercicio con corcho. Otra práctica habitual es que el paciente sostenga un corcho con forma de tubo con los labios, del otro extremo el logopeda tirará del corcho, tiene una mecánica parecida al anterior ejercicio.
  • Ejercicio con pesas labiales. Para este ejercicio se requiere un depresor y pesos para poner en los extremos. El paciente sostendrá el depresor con sus labios intentando mantener el equilibrio durante 10 segundos aproximadamente.

Ejercicios para aumentar el tono muscular de la lengua

  • Contra-resistencia lingual. Son ejercicios basados en ejercer resistencia a la lengua para que se fortalezca y estimule la movilidad. La persona tiene que sacar la lengua y moverla hacia arriba o hacia los lados, mientras que el logopeda intenta impedir los movimientos ejerciendo resistencia con un depresor.
  • Tapping. Los ejercicios de tapping aumentan la musculatura mediante los movimientos rápidos de la lengua que hace el paciente, debido a que la contraen constantemente.

Ejercicios para mejorar la succión

  • Chupete con resistencia. Se trata de un ejercicio donde el paciente tiene que succionar un chupete durante un breve periodo de tiempo mientras el logopeda hace resistencia hacia el lado opuesto.
  • Succión de pelotitas. Utilizando una pajita la persona en terapia intentará succionar objetos pequeños con la pajita, de forma que el objeto quede sin entrar en la pajita, y transportarlos a lugares diferentes. Se irán cambiando los objetos haciéndolos más pesados.
  • Ejercicio de hinchar globos. El paciente hinchará un globo en varios intentos para que lo realice en varias espiraciones para conseguirlo.

Ejercicios para aumentar la movilidad de los músculos faciales

  • Goma tubular. El paciente tiene que hacer presión mordiendo y dejando de morder la goma que tiene que estar puesta sobre los molares.
  • Masticar alimentos. En estos ejercicios hay que tener en cuenta la anatomía dental que presente la persona que va a desarrollar los ejercicios. Primero tiene que cortar o morder el alimento con los dientes incisivos, seguidamente tiene que desgarrar con los caninos y triturar con los incisivos.
  • Mamá cuenta diez. Fue creado por Garliner y consiste en que el paciente tiene que realizar tres series de 10 contracciones con los dientes durante 10 segundos, cada segundo es una contracción.

🥇 Para saber más recomendamos el que nos parece el mejor libro sobre terapia miofuncional (ver en amazon) donde además incluyen numerosos ejercicios.

Terapia miofuncional y el babeo

Como babeo entendemos a la saliva que está presente alrededor de la boca. El exceso de saliva o la incapacidad de retener la saliva dentro de la boca puede ser debido a:

  • Falta de alguna pieza dentaria
  • Presencia de algún objeto o alimento en la boca
  • Alteración en algún órgano
  • Alteración de alguna función orofacial

Es preciso concretar la causa del babeo para su correcta intervención, normalmente el exceso de saliva está presente en las comisuras y cuando hablan debido a que la expulsan. En logopedia se trabajará el tono muscular de las zonas donde interviene la deglución y el lenguaje para evitar que aparezca.

Es importante evitar también tener objetos como uñas, dedos, bolígrafos en contacto con los órganos orofaciales, ya que favorecen la salivación. Otro factor importante es no extender el uso de la comida blanda en bebés más allá de lo necesario, para que pueda desarrollar una musculatura bucal óptima. Por último, es muy importante una buena higiene bucal para impedir el exceso de saliva.