¿Qué es el mutismo selectivo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

La definición de mutismo selectivo es un trastorno psicológico que afecta sobre todo a los niños, aunque también se clasifica como un trastorno de ansiedad. Las características más comunes de este trastorno son el impedimento del niño para hablar o tener comunicación con otras personas en entornos específicos, como el colegio. A su vez, estas personas pueden hablar y comunicarse perfectamente en otros lugares donde se sientan cómodos.

Mutismo selectivo en niños

La mayoría de los niños con mutismo selectivo infantil también tienen fobia social o ansiedad social. Esto les provoca un miedo real de hablar o simplemente comunicarse ya sea verbal o no verbalmente.

Los niños manifiestan su ansiedad de forma diferente. Hay niños que se quedan mudos y de comunicarse con alguien en un sitio específico, otros pueden hablar con unos pocos en el mismo lugar. Algunos niños pueden quedarse quietos como si estuvieran congelados por el miedo cuando se enfrentan a situaciones que no son cómodas para ellos. También pueden ser inexpresivos, no mostrar emociones y, debido a todo esto, suelen estar socialmente aislados. Los menos afectados normalmente pueden están relajados y pueden socializar con algunos niños, pero no pueden hablar y comunicarse efectivamente con los profesores u otros compañeros de clase.

Es importante tener en cuenta que el mutismo selectivo en niños no conlleva un trastornos del habla en todos los casos, ya que la mayoría son capaces de hablar perfectamente. Es posible que tengan alguna dificultad en el habla o el lenguaje, pero no es algo común. En la mayoría de estos casos, los niños tienen inhibición conductual (propensos a la timidez y la ansiedad). Si al mutismo se le añaden otros problemas de los que hemos descrito, el niño será más inseguro y estará más incómodo agudizando su mutismo selectivo.

Mutismo selectivo en adultos

El mutismo selectivo se desarrolla en la niñez pero si no es tratado puede persistir hasta la edad adulta. Un ejemplo para que sea más gráfico lo encontramos en la serie de televisión The Big Bang Theory, donde el personaje Raj Koothrappali tiene mutismo selectivo solo cuando habla con mujeres. Esta serie ha dado a conocer este trastorno cuando popularmente se creía que solo se daba en niños, pero aún hay cierta desinformación.

Malinterpretar el mutismo selectivo como una simple timidez es uno de los mayores problemas a los que se enfrentaron las personas adultas en su niñez, a raíz de esto han seguido teniendo mutismo selectivo por la falta de tratamiento. Esto puede acarrear muchas dificultades para desarrollar una carrera profesional o académica, así como problemas sociales, por lo que puede provocarles más trastornos psicológicos como la depresión.

¿Cuáles son los síntomas?

Algunos síntomas del mutismo selectivo pueden ser los siguientes:

  • Aislamiento social
  • Miedo de estar frente a un grupo
  • Aferrarse a estar con los padres
  • Berrinches
  • Dificultad para mantener contacto visual con otra persona
  • Se suelen preocupar demasiado

¿Cuáles son las causas del mutismo selectivo?

Las causas del mutismo selectivo aún son desconocidas, pero según los expertos hay varios factores que pueden tener relación con el origen, veamos cuales son:

  • Predisposición genética a la ansiedad. En otras palabras, han heredado la tendencia a tener ansiedad de uno o más miembros de su familia. Muy a menudo, estos niños muestran signos de ansiedad severa, como ansiedad por separación, berrinches y llanto frecuentes, mal humor, problemas para dormir y extrema timidez desde la infancia.
  • Inhibición conductual. Las personas con conductas inhibidas tienen una mayor probabilidad de padecer ansiedad. Algunos estudios explican que esto es debido a la poca actividad que genera en el área del cerebro denominada amígdala. Cuando la persona se enfrenta a un miedo, la amígdala recibe señales de peligro (del sistema nervioso simpático) y comienza a desencadenar una serie de reacciones que ayudarán a las personas a protegerse. En el caso de los niños con mutismo selectivo, los escenarios de miedo son entornos sociales como fiestas de cumpleaños, escuela, reuniones con gente, etc.
  • Dificultades en el procesamiento de los sentidos. Algunos niños son sensibles a los sentidos como el sonido o el tacto. Este trastorno puede hacer que un niño malinterprete las señales ambientales y sociales, y puede provocarle frustración y ansiedad.

¿Cuál es el tratamiento?

Los objetivos principales del tratamiento e intervención del mutismo selectivo son disminuir la ansiedad que les genera, aumentar la autoestima y aumentar su confianza. La terapia debe ser multidisciplinar entre logopedia, psicología y psiquiatría como indican desde el Instituto Superior de Estudios Psicológicos. Veamos algunas pautas que normalmente se sigue en el tratamiento:

  • Tratamiento individualizado. La mayoría de los niños son tratados involucrando al niño, a los padres, al personal de la escuela y al terapeuta. Las tácticas y técnicas terapéuticas se implementan para crear una zona de confort para el niño e ir extendiendola en diversos entornos sociales. Debido a que los niveles de ansiedad cambian de una situación a otra, y a menudo de una persona a otra, los métodos también cambian de una situación social a otra.
  • Terapia conductual. Se basarán en técnicas para reeducar y mejorar la conducta que produce en el niño las situaciones de ansiedad. Es la terapia más importante para el mutismo selectivo, ya que ayudan a eliminar la presión del niño para hablar. Introducir al niño en entornos sociales de manera progresiva y no amenazante es una manera excelente de ayudarlo a sentirse más cómodo.
  • Tratamiento psicológico. Le ayudará a relajarse y abrirse, se dará énfasis en saber su nivel de miedo en momentos concretos.

Relación del Mutismo selectivo con la timidez

La timidez y el mutismo selectivo pueden llevar a confusión, pero se tiene que recalcar que no son lo mismo. La timidez es una característica de la personalidad que no te impide realizar ciertas acciones como si ocurre con el mutismo selectivo, ya que es un trastorno que en la mayoría de casos conlleva una fobia, miedo real a entablar una conversación o a comunicarse con alguien, por lo que los dos términos son muy diferentes. Si no se trata, el niño seguirá teniéndolo a lo largo de su vida dificultando gravemente ciertos aspectos, como el académico.

Relación con el autismo

Estos dos términos se suelen confundir o relacionar, pero son muy diferentes. Tienen características similares como evitar el contacto visual y no se comunican verbalmente, pero la diferencia radica en que la persona autista se comporta de la misma manera siempre, mientras que la persona con un mutismo selectivo va cambiando su forma de comportarse dependiendo de si la situación le genera ansiedad o no.

Bibliografía

  • El mutismo selectivo: Guía para la detección, evaluación e intervención precoz en la escuela. Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA). URL: https://www.psicoaragon.es/sites/default/files/guia-mutismo-selectivo.pdf
  • Guía para padres sobre mutismo selectivo. Child Mind Institute. Recuperado 19 de agosto 2020 de https://childmind.org/guide/guia-para-padres-sobre-mutismo-selectivo/
  • Naomi Pallas (2019, 10 de junio). Mutismo selectivo: «Cuando trato de hablar con mi abuelo, las palabras no me salen». BBC. URL: https://www.bbc.com/mundo/noticias-48581547
  • Selective mutism. United Kingdom National Health Service. URL: https://www.nhs.uk/conditions/selective-mutism/
  • Clarissa J. Gosney, Psy.D. Selective Mutism: More Than Just Childhood Anxiety. Anxiety.org. URL: https://www.anxiety.org/selective-mutism-in-teens-and-adults-treatment-and-accommodation
  • Selective Mutism. ASHA. Recuperado 10 de agosto 2020 de https://www.asha.org/public/speech/disorders/Selective-Mutism/
Silvia Marín

Silvia Marín

AUTOR

Licenciada en logopedia y especializada en rehabilitación de daño neuronal. Actualmente trabajo como logopeda en una clínica de rehabilitación neuronal y en mis tiempos libres escribo sobre mi apasionante profesión.

Deja un comentario