Disfonía

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Seguro que más de una vez «te has quedado sin voz» cuando has ido a algún concierto, o te ha dolido la garganta cuando has tenido que hablar alto en un bar durante mucho tiempo, a eso se le llama disfonía. Muchas veces decimos «me he quedado afónico» cuando en realidad te has quedado disfónico. Vamos a explicarte como saber cuando tienes disfonía y que puedes hacer para aliviar los síntomas.

Definición

La disfonía es la alteración de las características acústicas de la voz, en otras palabras esta afección conlleva un cambio anormal en el timbre, la intensidad (nivel de producción sonora: débil, fuerte, irregular, etc), el tono de la voz (grave, aguda, etc) o la duración.

¿Qué puede provocar la disfonía?

Las causas de la disfonía son muy diversas, normalmente estás provocadas por:

  • Forzar la voz: Gritar, susurrar, carraspear, hablar en exceso
  • El humo del tabaco o cualquier otro humo irritante
  • El abuso de la cafeína es otra causa frecuente
  • Poca hidratación de la garganta
  • Poco descanso, dormir mal

¿Cuáles son los tipos?

Existe una gran variedad de tipos de disfonía, todos ellos con sus singulares características:

1. Disfonía infantil

Este tipo es causado normalmente por malos hábitos copiados generalmente de los padres o espontáneos en el uso de la voz. Suele aparecer a entre los 6 o 7 años de edad. Según el temperamento del niño se pueden clasificar en niños autoritarios, a veces con agresividad latente, y niños introvertidos o perfeccionistas.

2. Presbifonía

Es una voz soplada o resollante causada por la debilidad muscular del paciente debido a su edad, generalmente afecta a ancianos

3. Disfonía endocrina

El sistema endocrino está consituido por un conjunto de tejidos y órganos donde se elaboran sustancias químicas denominadas hormonas, las cuales regulan diversas actividades y funciones del organismo. Dentro de este sistema, hay alteraciones que provocan la disfonía debido a una exceso o déficit hormonal, los tipos son:

  • Por embarazo: suele aparecer una voz débil.
  • Menopausia: conlleva una voz grave o masculina.
  • Alteraciones sexuales: voz femenina en el hombre y masculina en la mujer.

4. Disfonías psicógenas

Son aquellas que en las que no existe lesiones anatómicas de las cuerdas vocales y sí una alteración de carácter psicológico que produce el trastorno de la voz. Pueden ser hiperquinética o hipoquinética. Suelen comenzar de forma súbita con recuperaciones espontáneas y recaídas.

La laringe es uno de los órganos de mayor expresión de nuestros conflictos conscientes o inconscientes, es por ello que le afecta cualquier conflicto interno que tengamos. Las crisis de ansiedad son uno de los conflictos más comunes de la disfonía psicógena. Aparece como un nudo en la garganta, sensación de falta de aire, voz entrecortada, garganta seca o voz apagada. Los tipos de disfonías psicógenas son:

  • Disfonía conversiva o disfonía histérica. Se produce dentro de un cuadro muy peculiar que es la histéria. La causa principal es una contractura intensa de la laringe con una imposibilidad de cerrar las cuerdas y provocar una vibración adecuada. Cuando se explora al paciente y se le indica que emita un fonema vocal simple, éste sale sin dificultad y sorprende mucho al paciente, aún así siguen indicando que no pueden hablar.
  • Disfonía psicógena. La aparición de la disfonía es súbita y sse reemplaza con un susurro. Se nota la diferencia entre la voz susurrada y la tos que es normal. La causa más frecuente es un conflicto emocional. En la exploración del paciente se puede apreciar una alteración en los movimientos vocales, que no son coordinados y sin llegar a un cierre glótico completo. El tratamiento es psicológico, llegando a obtener recuperaciones «milagrosas» simplemente realizando manipulaciones agresivas simuladas sobre el paciente.

5. Disfonía profesional

Es la que se origina a consecuencia del abuso y la fatiga de la voz debido a una actividad laboral en la que se fuerza la voz constantemente. Algunos ejemplos son los maestros, locutores, cantantes, etc. Este tipo de disfonía puede ser funcional (sin lesión) o con una lesión visible (nódulo, hipertrofia de bandas, etc.)

6. Hipotónica o hipocinética

Este tipo es debido a la falta de fuerza en las cuerdas vocales, a diferencia de la hipertónica que es el exceso de fuerza. El tratamiento logopédico se centrará en tonificar la musculatura interna mediante ejercicios.

7. Hipertónica o hipercinética

La causa de este tipo de disfonía es un exceso de fuerza o tensión en las cuerdas vocales, las cuales pueden ser rehabilitadas por el logopeda con la reducción de la hiperfunción generada en ellas con ayuda de especialistas. Si no se trata adecuadamente puede derivar en una afonía (pérdida total de la voz) o pueden aparecer lesiones en la laringe.

8. De origen neurológico

Las enfermedades neurológicas pueden alterar la capacidad de coordinación y funcionamiento del sistema fonatorio y provocar la disfonía. Las causas de disfonía neurológica son:

  • Lesiones de neurona motora superior (parálisis o pseudobulbar). La causa más frecuente es el ICTUS. Otras son la esclerosis múltiple y la parálisis cerebral. Cursan con alteraciones del lenguaje, de la deglución y a nivel laringe debilidad e hiperactividad muscular.
  • Lesiones extrapiramidales. afectan a la coordinación motora. Las enfermedades más representativas son la enfermedad de Parkinson y la ELA.
  • Lesiones de la motoneurona inferior. Dentro de estas se han comprobado el temblor esencial y la disfonía espasmódica.

9. Disfonía funcional

Es la alteración de la voz sin lesión anatómica en los órganos fonatorios. Son las disfonías más frecuentes, ya que afecta al 65% – 75% de las personas con disfonía. Suelen aparecer debido al mal uso o al abuso vocal como gritar, toser frecuentemente, cantar inadecuadamente, inhalar polvo o humo del tabaco, abusar del alcohol, carraspear o hablar con tono superior a lo normal. Maestros o cantantes son a los que más afecta este tipo de disfonía debido a que su profesión puede conllevar al abuso vocal.

Hay varios tipos de disfonia funcional, algunos de ellos son:

  • Disfonía hiperquinética habitual. Causada por una excesiva acción muscular sobre una laringe ya contraída. Los síntomas son voz forzada, ahogada y áspera, suele conllevar molestias y dolores en la zona de la alringe. Suele mejorar con el reposo.
  • Disfonía hipoquinética habitual. Se asocia a personas miedosas y tímidas. La voz suele notarse como débil y cansada, el tono es más alto de lo normal. El tratamiento para este tipo es la reeducación vocal y psicoterapia.
  • Fatiga vocal y fonastenia.
  • Disfonía ventricular o voz de badnas
  • Glotis oval
  • Nódulos y pólipos

10. Disfonía orgánica

Son debido a lesiones en algún órgano fonatorio (laringe, cuerdas vocales, o resonadores), muchas veces una disfonía funcional que no es tratada adecuadamente puede derivar en una disfonía orgánica. Las causas más frecuentes de este tipo son malformaciones laríngeas congénitas o parálisis laríngeas.

¿Cuál es el tratamiento?

Como hemos visto hay muchos tipos de disfonía con amplias características de cada uno de ellos, algunos puntos en común entre los diferentes tipos para el correcto tratamiento son los siguientes:

  • Es importante no hablar ni forzar la voz si no es necesario
  • Corregir la postura al hablar
  • El logpeda trabajará la relajación de las áreas dañadas, muchas veces debido a la tensión de esas zonas
  • Reeducación de técnicas de respiración y su coordinación mientras se habla

Ejercicios para la disfonía

Algunos ejercicios interesantes para la disfonía son los que aparecen en este vídeo.

Diferencias entre afonía y disfonía

No hay que confundir estos dos conceptos. La afonía hace referencia a la total falta de voz, mientras que la disfonía es la alteración de las características acústicas de la voz. Por lo que si tienes disfonía, tendrás cambiados el tono, la intensidad, el timbre o la duración pero sí podrás hablar, aunque te dolerá, tendrás problemas o molestias, además de no ser aconsejable para no forzar la voz.

Bibliografía

  • Turpin Iniesta, J. Arce Martínez, R. GAES. Recuperado 25 de agosto 2020 de https://www.gaesmedica.com/es-es/orl/cuello/paciente-disfonia
  • NIDCD. Recuperado 25 agosto 2020 de https://www.nidcd.nih.gov/health/spasmodic-dysphonia
Silvia Marín

Silvia Marín

AUTOR

Licenciada en logopedia y especializada en rehabilitación de daño neuronal. Actualmente trabajo como logopeda en una clínica de rehabilitación neuronal y en mis tiempos libres escribo sobre mi apasionante profesión.

Deja un comentario