Disfagia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Qué es la disfagia?

Los problemas de deglución o disfagias afectan a la dificultad para tragar alimentos sólidos y líquidos. En otras palabras, problemas para el paso de los alimentos de la boca al estómago. También incluye tanto la incapacidad para comenzar a tragar como la sensación de que el material ingerido se retiene en el esófago. Puede haber casos en que las personas con disfagia severa no puedan alimentarse por vía oral y tengan que buscar una forma alternativa.

¿Cuáles son los tipos y causas?

  • Disfagia orofaríngea. Este tipo se origina en la faringe, lo que dificulta o impide el paso de alimentos y líquidos. Además, puede haber complicaciones, como que los alimentos pasen a la tráquea y causen asfixia. Las principales causas de este trastorno se deben a enfermedades como la faringitis, la amigdalitis, que afectan la faringe. Otras causas pueden ser tumores, enfermedades neurogénicas o accidentes cerebrovasculares.
  • Disfagia esofágica. En este tipo, la comida pasa la faringe pero tiene problemas para descender por el esófago. Los problemas más graves pueden causar vómitos constantes que impiden que el paciente se alimente con normalidad. Las causas generalmente se deben a hernias diafragmáticas, aclasias, espasmos esofágicos o la función deficiente del anillo esofágico.

¿Cuáles son los síntomas de la disfagia?

Los problemas para tragar más frecuentes suelen ser la dificultad para tragar alimentos sólidos y líquidos. Pero en caso de la orofaríngea, existe la posibilidad de toser y asfixiarse durante las comidas. Por otro lado, los pacientes con disfagia esofágica experimentan acidez estomacal severa y vómitos de lo que se está tragando. Además, fuera de la comida, algunos síntomas de este trastorno son acidez estomacal, pérdida de peso, regurgitación, babeo y ronquera al dormir.

¿Cuál es el tratamiento para la disfagia?

Hable con un logopeda acerca de sus síntomas y cuándo comenzaron. El logopeda realizará un examen físico y examinará su cavidad oral para detectar anomalías o hinchazón.

Algunas actividades más comunes en la logopeda para tratar los problemas de deglución son los siguientes, aunque es posible que se necesiten pruebas más especializadas, dependiendo de cada paciente.

  • Tragar con esfuerzo: Se le indica al paciente que trague y empuje con fuerza con la lengua contra el paladar duro.
  • Ejercicio de Mendelsohn: Esta técnica está diseñada para elevar labrir el esófago levantando la laringe durante cuando el paciente esté tragando para evitar que los alimentos/líquidos caigan en las vías respiratorias. La persona tiene que sostener la laringe en una posición elevada.
  • Trago supraglótico: Diseñado para cerrar las cuerdas vocales reteniendo voluntariamente la respiración antes y durante el trago para proteger las vías respiratorias. Se le indica al paciente que contenga la respiración justo antes de tragar para cerrar las cuerdas vocales.
  • Supraglótica: diseñada para mover voluntariamente los aritenoides hacia delante, cerrando la entrada al vestíbulo laríngeo antes y durante la deglución. La golondrina supraglótica es similar a la golondrina supraglótica; sin embargo, implica un mayor esfuerzo durante la retención de la respiración antes de la deglución, lo que facilita el cierre glótico.
Silvia Marín

Silvia Marín

AUTOR

Licenciada en logopedia y especializada en rehabilitación de daño neuronal. Actualmente trabajo como logopeda en una clínica de rehabilitación neuronal y en mis tiempos libres escribo sobre mi apasionante profesión.

Deja un comentario