Afonía

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Qué es la afonía?

Afonia significa «sin sonido«. En otras palabras, una persona con este trastorno de la voz ha perdido de forma total la voz y esta puede aparecer lenta o rápidamente según la causa, muchas veces conlleva dolor de garganta, en algunos casos puede derivar a una afonía crónica.

No se debe confundir con disfonía, ya que esta es la perdida parcial de la voz, algo que habitualmente pasa a la persona que fuerza su voz por ejemplo cuando va a un concierto o grita. Es bastante común decir «me estoy quedando afónico» cuando es incorrecto, te estás quedando disfónico.

¿Cuáles son las causas de la afonía?

La afonía generalmente se debe a problemas en la laringe. Sin embargo, puede haber otras causas, que incluyen:

1. Problemas en las cuerdas vocales o vías respiratorias

Estas causas pueden implicar lesiones, hinchazón o enfermedad, como:

  • Laringitis: causada por una infección viral, bacteriana o fúngica
  • Abuso vocal: gritar o hablar en exceso
  • Exposición a irritantes en el aire, como el humo o la contaminación del aire.
  • Reflujo ácido por enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Engrosamiento de las cuerdas vocales.
  • Nódulos o pólipos en las cuerdas vocales.
  • Disfonía por tensión muscular.
  • Daño a los nervios que afectan el funcionamiento de la laringe.
  • Cáncer de laringe o tiroides.
  • Problemas respiratorios que afectan la capacidad de hablar.
  • Trastornos neurológicos como miastenia gravis, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y esclerosis lateral amiotrófica.

2. Causas psicológicas de la afonía

Pueden ser de 3 tipos:

  • Afonía timógena: surge del terror y aparecen cuando las condiciones de vida son insoportables.
  • Afonía ideógena: producida por el deseo de llamar la atención y suscitar compasión.
  • Simulada: cuyo fin reivindicativo es conseguir ventajas materales, indemnizaciones o pensiones.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Incapacidad para hablar.
  • Puede producirse ronquera.
  • Espasmo de cuerdas vocales.
  • Puede ser que la afonía provoque dolor de garganta.
  • Dificultad para tragar: los alimentos o líquidos pueden entrar a los pulmones

Tratamiento para la afonía

Si la causa de la afonía es por algo en concreto como una repentina pérdida total de la voz o la falta de voz es prolongada durante mas de 2 semanas debería consultar a su médico, el cual lo examinará para saber cual ha sido el problema. Puede derivarlo al logopeda para tratar su afonía, recetarle algún medicamento o dependiendo de la causa y su gravedad puede ser necesario cirugía.

Remedios caseros para curar la afonía

Algunos remedios naturales para la afonía pueden aliviar los síntomas:

  • Té con limón. Los tés de hierbas, como la manzanilla, contienen antioxidantes que pueden ayudar a fortalecer su sistema inmunológico y la miel reduce la producción de moco, trata la tos con la misma eficacia que muchos medicamentos.
  • Jengibre. El jengibre trabaja para suprimir la tos seca e irritante que a menudo acompaña la afonía. También puede ayudar a tratar las infecciones de garganta. Puedes tomar la raíz de jengibre fresca (pelada) en batidos y zumos o picarla y añadirla a un salteado. También se puede poner la raíz de jengibre en una olla de agua hirviendo para hacerte un té.
  • Hacer gárgaras con agua con sal. Puede calmar el dolor de garganta e irritación con agua tibia con sal. Mezcle 1/4 a 1/2 cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Toma un sorbo en tu boca y haz gárgaras alrededor de la parte posterior de tu garganta, luego escúpelo.
  • Productos que contienen aceites esenciales. Los productos del árbol de eucalipto también se encuentran en muchos medicamentos de venta libre como Vicks VapoRub, ayudan a aflojar la mucosidad y calmar la irritación. Agregue cuatro o cinco gotas del aceite esencial a un difusor o humidificador para dispersarlo por toda su casa o aplíquelo en la almohada por la noche. Los aceites esenciales nunca deben ser ingeridos.
  • Beber vinagre de manzana. El vinagre de manzana tiene propiedades antimicrobianas que puede ayudar a su cuerpo a combatir infecciones. Vierta 1 a 2 cucharadas de vinagre de manzana en un vaso pequeño de agua. Agregue una cucharadita de miel para que el remedio sea aún más poderoso (y mucho mejor sabor).
  • Beba muchos líquidos. Para mantener la garganta hidratada es aconsejable beber mucha agua y evitar el alcohol y la cafeína.
  • Descansa tu voz tanto como sea posible. Evite hablar tratar de hablar para no forzar la garganta.
  • Respira aire húmedo. Use un humidificador para mantener el aire húmedo en toda su casa u oficina. Inhale vapor de un recipiente con agua caliente o una ducha caliente.

¿Cómo se puede prevenir?

Para ayudar a reducir su probabilidad de afonía es importante dejar de fumar, pregunta a tu médico sobre formas paradejarlo. Limitar el consumo de alcohol y la exposición a humos también previenen la afonía. Es importante no forzar la voz, intente no gritar y tampoco susurrar demasiado. Si quiere aprender técnicas vocales porque habla mucho debido a su trabajo puede consultar a un logopeda que pasos debería seguir.

Silvia Marín

Silvia Marín

AUTOR

Licenciada en logopedia y especializada en rehabilitación de daño neuronal. Actualmente trabajo como logopeda en una clínica de rehabilitación neuronal y en mis tiempos libres escribo sobre mi apasionante profesión.

Deja un comentario