Afasia: causas, tipos y tratamientos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Se podría explicar la afasia de una manera más gráfica como si en nuestro cerebro hubieran carreteras. En la comunicación, cuando queremos hablar, en el cerebro se construyen las ideas que se quieren expresar, las palabras que forman las oraciones que queremos utilizar para expresar esas ideas y los fonemas de las palabras para poder pronunciarlas, así como todo el entresijo de carreteras que hay del cerebro a la boca para poder moverla y poder articular las palabras.

Cuando una carretera se cierra o está en obras, se buscan otras vías u otros caminos para llegar al destino, aunque sean más largos, esto es exactamente lo mismo que ocurre con la afasia. Un daño cerebral corta los caminos que utilizan las personas diariamente, por lo que la solución será buscar otros caminos, que pueden ser tediosos y complicados.

Definición de afasia

La afasia es un trastorno del lenguaje de origen neurológico que impide a la persona afectada utilizar el lenguaje parcial o totalmente. Aparece debido a daños o lesiones en el hemisferio izquierdo del cerebro donde se sitúan las áreas que procesan el lenguaje. Estos daños pueden afectar a la comprensión oral, expresión verbal y a la lectoescritura. La magnitud del problema estará relacionada con la gravedad de la lesión y la región cerebral donde ha ocurrido.

El significado etimológico de la afasia proviene del griego «ἀφασία» pronunciado como «aphasia», cuya traducción es «imposibilidad de hablar» o «no poder hablar».

¿Cuál es la causa de la afasia?

Como ya hemos dicho anteriormente, la causa de la afasia es un daño o lesión cerebral en el hemisferio izquierdo del cerebro, en la zona donde se procesa el lenguaje. La lesión cerebral más común que provoca la afasia es el accidente cerebrovascular, el cual se debe a una interrupción en algún vaso sanguíneo, lo que provoca que no llegue la sangre a esa parte del cerebro. Otras causas pueden ser debido a multiples factores, veamos algunos:

  • Ictus
  • Traumatismo craneoencefálico
  • Infección
  • Tumor cerebral
  • Enfermedad degenerativa como el Parkinson o el Alzheimer

Pueden haber casos en que la afasia ocurra de manera temporal, esto puede ser debido a migrañas, convulsiones o un accidente isquémico transitorio.

Tipos y síntomas de la afasia

Dependiendo de que zona del cerebro sea la dañada se pueden identificar 6 tipos de afasia, las cuales serán más severas o menos en relación a la gravedad de la lesión.

1. Afasia de Broca o afasia no fluente

Este tipo de afasia es la también considerada como afasia expresiva o motora, ya que la persona ve afectada su habla. Generalmente habla con palabras sueltas o con frases muy cortas, excluyendo muchas palabras y las que dice son a menudo desordenadas. Una manera más gráfica para saber como es su discurso es como el habla de los indios en las películas de indios y vaqueros. La capacidad de comprensión no la tienen tan alterada, por lo que entienden mejor a las personas de lo que se expresan ellos mismos.

Es causada por una lesión en la región del cerebro llamada Broca, situada en el lóbulo frontal izquierdo, la cual es la encargada de procesar el lenguaje que se expresa con funciones tan importantes como ordenar las palabras para decir una oración o saber los fonemas que tienes que pronunciar para decir una palabra.

2. Afasia de Wernicke o afasia fluente

La afasia de Wernicke o afasia receptiva se caracteriza por la falta de comprensión del lenguaje, las personas afectadas no entienden lo que significan las palabras ni las oraciones que le están diciendo, ya que el daño en el cerebro es en la zona donde se transforma lo que se percibe en el oído en significados (lóbulo temporal).

También se caracteriza por el hecho de que el paciente, al contrario de lo que ocurre en la afasia de Broca, puede hacer oraciones largas y fluidas pero sin sentido. Su discurso se basa en palabras inventadas o que no tienen ninguna relación con lo que quiere decir, por lo que es muy difícil saber qué es lo que está diciendo. Otra de las características más comunes es que las personas afectadas no saben que el resto de las personas no entienden lo que están diciendo.

Los síntomas son fácilmente reconocibles cuando la persona está hablando, aunque la fluidez no se ve afectada. Veamos cuales son:

  • Suelen inventar palabras sin significado
  • No se dan cuenta de los errores que tienen cuando hablan (anosognosia)
  • Dificultad para repetir frases
  • No entienden el lenguaje hablado ni escrito
  • Les cuesta encontrar las palabras que decir
afasia sensitiva

3. Anómica

En la afasia anómica el problema está en encontrar las palabras para nombrar los objetos, esto afecta a la persona cuando habla y cuando escribe. Es la sensación de «tener la palabra en la punta de la lengua». La persona afectada es perfectamente capaz de comprender lo que le están diciendo y sabe lo que quiere decir, pero le cuesta encontrar las palabras para poder expresar lo que quiere decir. Tienen dificultades para recordar el nombre de objetos, personas, elementos, etc. La persona es prácticamente incapaz de llamar a las cosas por su nombre.

4. Afasia global

Este tipo de afasia es la más grave, ya que es causada por lesiones en múltiples áreas del cerebro que procesan el lenguaje incluyendo las áreas de Broca y Wernicke, por lo que las capacidades de expresión y comprensión del lenguaje se ven perjudicadas dependiendo de la gravedad de la lesión.

Los pacientes que tienen este tipo de trastorno no pueden formar oraciones, solo producen pocas palabras significativas y no pueden entender a las personas cuando les hablan. Además, les es imposible leer o escribir porque este trastorno afecta severamente la comprensión y la expresión.

5. Afasia de conducción

En la afasia de conducción la persona tiene un lenguaje fluido pero le cuesta mucho repetir palabras que escuchan. También se ven afectadas la escritura y la lectura cuando es en voz alta y les cuesta mucho encontran las palabras que quieren decir (anómia). La causa es por una lesión en el área del cerebro llamada fascículo arcuato normalmente debido a un accidente cerebrovascular.

6. Afasia transcortical

Este tipo de afasia es debido a lesiones en diferentes lóbulos del cerebro que provocan la interrupción de las conexiones neuronales en diferentes zonas donde se procesa el lenguaje. Los síntomas varían en función de que zonas son las afectadas. Por ello hay varios tipos de afasia transcortical, veamos cuales son:

  • Afasia transcortical motora. Se caracteriza por una habla pobre y lenta, aunque la comprensión no se ve afectada, aunque cuando repiten palabras que acaban de escuchar mejoran su fluidez. Pueden leer perfectamente pero les resulta imposible entender que es lo que están leyendo.
  • Afasia transcortical sensorial. En este tipo de afasia transcortical, la capacidad de expresión se ve muy afectada, impidiendo entender cuando habla la gente y cuando están leyendo. La articulación de los fonemas es correcta, aunque tal y como ocurre en la afasia de Wernicke, también introducen palabras sin sentido o inventadas en su habla.
  • Afasia transcortical mixta. Se caracteriza por alteraciones en las capacidades de expresión (motora) y compresión (sensorial). Como ocurre en la transcortical motora, la repetir las palabras mejoran la fluidez de su discurso pero cuando tienen que decir algo sin repetir se evidencian sus alteraciones en el habla.
afasia del lenguaje

Afasia progresiva primaria

Consiste en una degeneración progresiva de la capacidad del habla en personas que no sufren ninguna otra alteración. Ni siquiera experimentan alteraciones del comportamiento o están limitados en la realización de sus actividades diarias.

En las primeras etapas de la enfermedad, el paciente es completamente autónomo en términos de lograr cualquier tarea. El curso degenerativo de esta patología finalmente conduce a la demencia generalizada.

Tratamiento de la afasia

Dependiendo del nivel de afasia y el tipo, el logopeda realizará una serie de actividades específicas para cada paciente dependiendo de sus síntomas y las causas para una correcta rehabilitación de la afasia. Algunos ejemplos de actividades que se desarrollan para la rehabilitación de la afasia son:

  • Facilitación. Aquí, el logopeda utiliza una serie de ayudas, como imágenes, letras, palabras, etc.
  • Reaprendizaje o restauración. Esta terapia se basa en volver a enseñar al paciente con las habilidades del lenguaje que ha perdido. Por ejemplo volver a enseñar al paciente a leer.
  • Desbloqueo. Esta técnica utiliza un diagrama modular de funciones importantes para la comunicación. Las palabras son simultáneamente de forma oral y escrita.
  • Reorganización o sustitución. Esta terapia es para personas que no pueden usar métodos tradicionales. En estos casos, puede usar la entonación melódica, de modo que a través del canto o la melodía podamos realizar producciones verbales.
Silvia Marín

Silvia Marín

AUTOR

Licenciada en logopedia y especializada en rehabilitación de daño neuronal. Actualmente trabajo como logopeda en una clínica de rehabilitación neuronal y en mis tiempos libres escribo sobre mi apasionante profesión.

Deja un comentario